instagram

¿Qué son los mandos de garaje universales?

Si alguien preguntara que son los mandos de garaje universales, le responderíamos que “los de toda la vida”. Sí, los de toda la vida. Esos de forma cuadrada u ovalada de tonos grises o crema con uno, dos o cuatro botones que por mucho que aprietes o incrustes la uña hasta el fondo, no se encenderán si se han quedado sin pilas.

Los mandos de garaje universales o si lo prefieres, los mandos de garaje tradicionales, han sido la única opción existente durante muchos años. Sin embargo, una serie de inconvenientes les acompañan:

Se estropean

Los mandos de radiofrecuencia o proximidad fallan más a menudo de lo que nos gustaría. El principal problema es que podrían fallarnos ese día que tenemos mucha prisa, tenemos una reunión importante o que salir de viaje. De hecho, el alcance es, en muchas ocasiones, uno de los principales desgastes que sufren los mandos que llevan un tiempo funcionando.

Un precio demasiado elevado

Si bien el precio medio de un mando de garaje puede rondar los 40€, hay algunos modelos que pueden llegar a los 60€. Ahora bien, el riesgo de fallo al encima no ser original cada vez será mayor. Sin olvidar que, si sois varios en la familia, tendrás que comprar más de uno.

Se pierden o se olvidan

¿No te ha pasado que sales de casa con el tiempo justo y cuando vas a coger el mando de la guantera resulta que no está ahí? Empiezas a mirar en todos los recovecos del coche, subir a casa corriendo por si lo dejaste con las otras llaves… Por no hablar si crees recordar habérselo dejado a algún amigo o inquilino. Vamos, todo un estrés de buena mañana.

 

Fácilmente copiables

Un mando de garaje es un dispositivo que “llama” a un receptor para que active el mecanismo de apertura del garaje. Transmite un código concreto en una frecuencia determinada y el receptor espera escuchar ese código en la frecuencia en la que transmite el mando. Sin entrar en cuestiones técnicas, el código que se envía es fácilmente copiable de un mando a otro, un problema clásico al que diferentes marcas han intentado hacer frente con desigual éxito. Además, los mandos que proporcionan una conexión más segura son aún más caros que los universales, aumentando el problema en caso de pérdida o robo.

Sin embargo, las nuevas tecnologías han querido ayudarnos. Con el pequeño dispositivo inteligente Parkingdoor colocado en el garaje y su app móvil, todos los vecinos podremos abrir la puerta con nuestros teléfonos de una forma más cómoda, más económica y más segura. Cómoda, porque nunca más se nos olvidará el mando. Económica, porque no volveremos a gastar dinero en un mando de garaje y segura, porque Parkingdoor cuenta con un robusto encriptado más seguro que los mandos tradicionales.

PD: Y si eres fan de la cultura “vintage”, no te preocupes. Podrás seguir utilizando tu viejo mando siempre que quierasParkingdoor no interfiere con otros dispositivos 🙂

Mandos de garaje universales

 

¿Te ha gustado? Díselo al mundoTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
CLOSE
CLOSE