instagram

¿Podrás abrir el garaje con un botón en tu propia piel?

Avances tecnológicos que veces alegran y a veces asustan.

Probablemente este sea un tema en el que haya una gran disparidad de opiniones.

Pensar que cosas de tu vida cotidiana como pagar la cuenta, comprar ropa o entrar en un edificio, puedan realizarse tan solo colocando tu antebrazo sobre un lector y que mediante el código de barras del chip ubicado bajo tu piel, no haga falta ningún otro dato, quedando todo almacenado en un pequeño dispositivo, resulta sorprendente. Esto que parece un escenario futurista, que solo estamos acostumbrados a ver en películas de ciencia ficción, ya está dando algunos indicios de convertirse en realidad. Prueba de ello es por ejemplo Epicenter, firma de Suecia donde los empleados ya no necesitan tarjeta de crédito para pagar un servicio, ni ningún tipo de tarjeta o llave para entrar en el edificio. El micro-chip que llevan implantado en la piel, de tamaño no mayor a un grano de arroz, es todo lo que necesitan. Esta medida causó interés y miedo, ya que muchos trabajadores tenían grandes dudas de hasta qué punto esto podría llegar a afectar en la salud, negándose muchos de ellos a la implantación.

Esta iniciativa desarrollada en el país nórdico no es la única que se ha desarrollado. Existen diferentes proyectos en el mundo:

Verichipfue el primer implante en humanos que aprobó la “Food and Drug Administration” (FDA) en el 2004. En México por ejemplo, los chips se usan como medida para reducir el índice de secuestros.Tokio, tampoco se ha quedado atrás. En su caso, los japoneses han desarrollado una especie de piel electrónica o e-skin la cual podría mandarnos información en tiempo real.

Piel como interfaz tecnológica

Fuente: wikipedia.org

¿A qué se debe ahora esa revolución de meternos algo dentro de la piel? ¿Acaso queremos convertirnos en robots?

Cuando se pregunta cuál es el motivo, la razón principal, por la que tener estos chips en nuestra piel, los profesionales engloban todo en un concepto: “la practicidad”. Poder tener toda la información almacenada en un solo sitio, es lo que facilita el día a día. Controlar el azúcar en la sangre, detectar alguna anormalidad en el organismo… además de para las tareas cotidianas, podrían ser algunos de los motivos por lo que llevar los “wearables” un paso más allá.

Llevar la tecnología integrada en nuestro cuerpo para aligerar las cosas que hacemos en nuestro día a día. Vamos, como abrir la puerta del garaje cuando llegamos a casa. ¿Os imagináis? Llegar a casa y que según te acercaras a la puerta, levantaras la mano como diciendo un “ábrete sésamo”.

Llegado el momento, ¿elegirías llevar chips en tu cuerpo o prefieres estar libre de implantes?

youtube

Fuente:youtube

 

¿Te ha gustado? Díselo al mundoTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
CLOSE
CLOSE