instagram

Persianas automáticas. Ventajas e inconvenientes.

Cuando vamos a comprar algo nuevo y más si sabemos que será para una larga temporada, nos gusta saber cuáles son sus ventajas e inconvenientes. ¿Merecerá la pena? ¿Me será útil? Y sobre todo, ¿me dará problemas? Pues lo mismo ocurre con las persianas automáticas.

Si bien en el post de hoy nos centraremos en los pros y contras de instalar una puerta automática en nuestro garaje, las características serían igualmente aplicables a cualquier puerta de acceso con un sistema automatizado, como sería por ejemplo, la de nuestra tienda o local.

Ventajas e inconvenientes de instalar una puerta automática

 

Dicho esto, entre las principales ventajas que en general ofrecen las persianas automáticas destacaríamos las siguientes:

Seguridad

Este tipo de puertas/ persianas cuentan con elementos de seguridad como el código variable (Rolling code), el cual evita que el mando a distancia de otra persona tenga la misma frecuencia que el nuestro o que sea copiada. Esto no nos garantizaría la imposibilidad absoluta de un robo, pero sí ayudaría a minimizar mucho el riesgo y ponérselo más difícil a un posible caco.

Además, muchas puertas automáticas incluyen en su motor un sistema llamado “anti-aplastamiento”. Este mecanismo provoca que cuando la puerta está a punto de rozar con cualquier obstáculo, vuelva a elevarse de manera automática.

Este sistema es especialmente útil si tenemos niños pequeños o mascotas, ya que evitaría un accidente fatal.

 

Comodidad

Gracias a su principal ventaja, el “control remoto”, podrás entrar directamente en tu garaje sin tener que bajarte del vehículo.

Aunque a simple vista no lo parezca, esta ventaja es de vital importancia. Levantar la puerta a pulso podría irritarnos bastante, por no hablar de si son nuestros lumbares los que han sufrido un horrible tirón por un sobreesfuerzo.

 

Mantendrás la estética

Dada la infinita variedad de acabados, podrás elegir la persiana que más se adecue a tu fachada. Olvídate de los clásicos portones grises y cómprate una puerta bonita que embellezca el conjunto de tu casa.

 

Por otro lado, respecto a los inconvenientes, realmente solo diríamos dos:

Requieren un mantenimiento más profundo

Técnicos señalan, que uno de los mayores motivos por los que llamamos a un especialista, es porque sin un motivo aparente la puerta no abre. Si bien al principio podría parecer que necesitamos su ayuda, solucionarlo nosotros mismos es increíblemente sencillo.

Con el paso del tiempo, la mugre e insectos se acumulan en los alrededores de la puerta obstruyéndola e impidiendo su apertura. Sin embargo, solucionar este problema estará al alcance de nuestras manos. Nunca mejor dicho, ¡cogiendo una bayeta!

 

Un coste algo más elevado

Como es lógico, estas puertas o persianas automáticas tienen un coste más elevado que una manual.

Sin embargo, gracias a la aplicación Parkingdoor, que permitirá abrir la puerta desde nuestro teléfono móvil, podremos olvidarnos de los caros mandos, sus pilas o demás problemas/gastos que éstos conllevan.

De esta forma, todos los miembros de la familia, los trabajadores de una empresa o quienes disfrutemos de Parkingdoor, no sólo amortizaremos enseguida tanto el coste de la compra como de la instalación de este tipo de puertas, sino que ¡encima ahorraremos!

 

Y bien, ¿te parecen motivos suficientes para animarte a instalar una puerta automática? 🙂

 

¿Te ha gustado? Díselo al mundoTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
CLOSE
CLOSE