instagram

Hacks para no rozar el coche en el garaje

Sales de casa con prisa porque llegas tarde al trabajo. Te montas en tu coche nuevo, arrancas. Haces la maniobra para salir de la plaza y oyes un desagradable sonido. Te bajas del coche y compruebas lo que te estabas temiendo ha sucedido: ¡has rozado la carrocería!

garaje con columnas-peligro de rozar el coche

Situaciones como la que acabamos de describir son frecuentes. Incluso los mejores conductores pueden sufrir en los ajustados espacios del interior de un garaje, en los que se debe apurar hasta el último centímetro. Aunque no te podemos dar ninguna solución para que tu plaza de garaje sea más grande, hemos recopilado algunas ideas para evitar rozar la carrocería de tu vehículo.

Cuando el coche es tan largo como la plaza del garaje, las probabilidades de marcar el paragolpes con la pared son bastante elevadas. Lo más habitual en estos casos es colocar un neumático antiguo en la pared que absorba el golpe en caso de que nos acerquemos demasiado. También podemos optar por colocar un tope para neumáticos en el suelo, bien comprando alguno de los disponibles en el mercado, bien creando uno artesanal con tablones de madera o bloques de hormigón. Otra posible solución preventiva es colgar del techo una pequeña pelota de goma que golpee de forma ligera la luna del coche cuando nos acerquemos a la pared, indicando que debemos detenernos.

Para los casos en los que la posibilidad de rozar el coche se debe a columnas, esquinas o cercanía de la pared al abrir las puertas, la solución más común es colocar en las zonas conflictivas algún material que amortigüe el golpe y proteja la carrocería.  A la hora de elegir el material a colocar, existen desde soluciones más caseras, espumas colocadas con cinta o adhesivos, hasta otras muy profesionalizadas con sensores incorporados que hacen que el elemento se ilumine o suene si nos acercamos demasiado.

Una de las mejores soluciones para reducir las posibilidades de rozar el coche es mejorar la visibilidad en todo el garaje para que podamos ver mejor. Iluminando las zonas difíciles y colocando espejos en la pared que nos permitan evitar los puntos muertos será más sencillo calcular nuestras maniobras y salvar así la carrocería de nuestro vehículo.

 

¿Te ha gustado? Díselo al mundoTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
CLOSE
CLOSE