instagram

Este halloween, di adiós a los zombies con Parkingdoor.

 

 

halloween

 

Este soy yo.

¿Y ellos? Ellos son unos seres huma… dejémoslo en “seres” o mejor dicho, en los sinvergüenzas que me ensuciaron el coche con su sangre entre violeta y roja.

03:00 a.m 2017

Después de una noche de fiesta, me vuelvo a casa y como cada día, me dispongo a entrar con el coche en el garaje. Cojo el mando de la guantera y veo que la puerta no abre a la primera.

-A ver si asííííí- pienso para mis adentros mientras clavo toda la uña en ese horrible botón que sigue sin reaccionar. Sin perder los nervios, -como puede verse en las fotos, yo nunca los pierdo- veo que mientras yo intento que reviva mi mando de garaje y se abra de una vez la puerta, una especie de zombies (para mí mejor los “Súper S.” los súper sinvergüenzas que me han manchado el coche entero), se dirigen corriendo hacia mí con la misma cara de susto con la que corría yo cuando casi perdía el autobús para ir a clase.

Un toquecito, dos toquecitos, tres toquecitos… ¡al maldito mando se le han acabado las pilas! Cada vez más nervioso, me pongo a rebuscar entre todo lo que tenía dentro del coche: el chaleco reflectante, la revista de cotilleos que se dejó mi suegra, un CD del clásico grupo Parchís, pero nada, el otro mando de garaje me lo había dejado en la mesa de la entrada de casa donde lleva sin moverse desde los últimos 15 años.

 

03:30 a.m 2017

Esos seres siguen acercándose hacia a mí y mientras tanto, la vecina… la vecina… ¿habéis visto a la vecina? ¿tendrá poca vergüenza? Mientras yo estoy ahí moribundo, estresado, angustiado, al borde del abismo porque esos Súper S se están acercando a mi coche, coge la tía y con un simple toquecito en su móvil, entra en su garaje en un momento. Ya podrían haber sido igual de efectivos mis toquecitos que casi se me encarna la uña de apretar el botón.

¿Pero sabéis qué? Siempre he pensado que tenemos a los vecinos sobre valorados. Que si cuidado no hagas ruido con ésto, que si baja la tele que ya es tarde… pero luego, a la hora de vida o muerte, tu vecina, esa vecina que te saluda cada día al entrar en casa, es capaz de abrir la puerta de su garaje con el móvil mientras unos seres tambaleantes te están atacando…

 

 

Sí amigos, si algo aprendí hace hoy exactamente un año, es que como podéis ver en este vídeo, NO tener Parkingdoor instalado en el garaje, no es una opción.

PD: Si no quieres que esta noche te ataquen los vampiros, los de The walking dead, los caminantes blancos o la niña de The Ring, abre rápidamente el garaje con tu móvil y dile adiós a los mandos.

 

 

¿Te ha gustado? Díselo al mundoTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
CLOSE
CLOSE