instagram

Nuestros electrodomésticos que más consumen

Se acercan las navidades y a muchos de nosotros nos entran esas ganas repentinas de ahorrar. Aunque tal vez no sea el mejor momento por todos los planes y regalos que se avecinan, qué mejor manera de ahorrar que empezar a usar bien lo que tanto necesitamos en nuestro día a día: los electrodomésticos.

Cuando pensamos en una lavadora o un televisor, lo primero que tenemos en cuenta es que tenga un precio económico. Sin embargo, a diferencia de otros productos, un electrodoméstico eficiente nos puede ayudar ya no sólo a ahorrar energía, si no a ahorrar una cantidad de dinero muy significativa.

Ahorro dinero , eficiencia energética, electrodomésticos

Fuente: Pixabay

Un factor muy importante a tener en cuenta y que sin embargo en algunas ocasiones no parece ser prioritario, es la etiqueta energética que tienen los aparatos. Desde la etiqueta A de color verde, caracterizada por ser el nivel más eficiente, hasta la etiqueta G de color rojo por ser la menos, cada vez van surgiendo nuevos modelos más y más eficientes como los tipo A+, A++ y A+++. Siendo diferente nuestro comportamiento en cada caso, entre los electrodomésticos que más consumen destacarían:

 

El frigorífico

Seguramente no os sorprenda saber que sea el electrodoméstico que más consume. Sabiendo que puede llegar a suponer hasta un 18 % del total de gasto, ahora podemos entender a nuestras madres enfadadas cuando de pequeños, nos quedábamos plantados delante de la nevera pensando durante un buen rato que queríamos comer.

Estar abriéndola y cerrándola o meter comida caliente, es lo que más incrementa el consumo, ya que la pérdida de frío casi multiplica el gasto de electricidad.

 

Televisor

Suponiendo aproximadamente el 12% de nuestro gasto energético total, muchos de nosotros no somos conscientes del impresionante gasto que supone dejar la lucecita roja. Lo que se conoce como «stand by».

Aunque muchas veces es más cómodo no levantarse de la cama o sofá y apagar la tele con el mando a distancia, siempre que podamos evitarlo, no gastaremos energía ni dinero innecesariamente.

 

Lavavajillas

¡No seamos perezosos!

Si el lavavajillas no está lleno, no lo pongas. Es preferible que lo llenes y lo actives, a que lo estés poniendo medio vacío. El 90 % de la electricidad que consume, está destinada a calentar el agua. Así que recuerda: ponlo siempre que esté lleno y usa los programas económicos.

 

Lavadora

Con una filosofía parecida a la que tenemos con el lavavajillas, al ser también otros de los electrodomésticos que más energía consume, no debemos ponerla a la ligera. Además, una cosa muy importante a tener en cuenta, es echar la cantidad justa de detergente para que deje de funcionar cuando ya no sea necesario.

¿Sabías que el aparato sigue lavando hasta que ha eliminado el jabón por completo?

 

Horno

Aunque lo más recomendable sería uno de gas ya que es más eficiente, los eléctricos son los más comunes.

Lo más importante cuando tratemos con este electrodoméstico, es no estar abriendo y cerrando la puerta, ya que cada vez que la abrimos, se pierde un alto porcentaje del calor que acumula en su interior. Seguramente por este motivo, la puerta sea trasparente en la mayoría de los casos. Los fabricantes ya habrían pensado en esto. Además, siempre que podamos usarlo para varios alimentos a la vez, mejor que mejor.

 

Sin ser imprescindibles en nuestras vidas, cuando nos acostumbramos a ellos “los necesitamos”.

Ningún aparato es realmente vital para nuestra existencia. Sin embargo, tal y como ocurre con Parkingdoor, la comodidad y el ahorro en este caso de los mandos de garaje, pilas, etc es una gran ayuda.

Así que, ya sea por el ahorro energético o por nuestras carteras, no pasemos por alto los pequeños detalles que céntimo a céntimo son muchos euros al año.

Ahorro energía, eficiencia energética, electrodomésticos

Fuente: Pixabay

 

 

CLOSE
CLOSE