instagram

El coche fantástico: De la ficción a la realidad

Hace más de 30 años conocimos a Kitt, un lujoso Pontiac Firebird TRANS AM negro, capaz de realizar cosas realmente increíbles e impensables de ver en los coches de hoy en día.

Kitt, más conocido como “El coche fantástico” junto con Michael Knight (interpretado por David Hasselhoff), tenía conducción autónoma, sistemas anticolisión, escáner médico…  y demás características convertidas en realidad, que hacen darnos cuenta de lo rápido que avanza la tecnología en la industria automotriz.

Imagen: Flickr-mrzeon

Imagen: Flickr-mrzeon

 

Se conducía solo, recibiendo órdenes a través de un reloj

¡Era impresionante! Recuerda la ilusión que te hacía el pensar que eso se hiciera realidad.

Marcas como Google, Mercedes o Nissan ya están empezando a cumplir nuestros deseos.

Ecualizador horizontal

Kitt, tenía una franja horizontal de luces infrarrojas. Eran sus “ojos electrónicos” con los que tenía posibilidad de ver con rayos X.

Mercedes, incorporó un sistema parecido que permitían al conductor, ver por una cámara en lugares donde no hay visibilidad.

Escáner médico

Una de las funciones más llamativas de Kitt, era la capacidad de detectar los signos vitales de su dueño Michael.

Actualmente, podemos encontrar coches que monitorizan el ritmo cardiaco o alertan por cansancio.

Sistema anticolisión

Mediante un escáner especial, Kitt podía evitar chocarse con los obstáculos de la vía, ya que le permitía observar lo que tenía alrededor.

La mayoría de los nuevos modelos de automóviles llevan implementado este sistema de seguridad.

Interferencias electrónicas

Kitt usaba varias formas de interferencia para realizar delitos menores: sacar dinero de cajeros, tomar el control de otros coches… Hoy en día, se usan para interferir la medición de los radares a través de los inhibidores (dispositivos prohibidos por la ley).

Era Híbrido

Kitt era híbrido. Combinaba hidrógeno y gasolina. Sí, ¡Kitt pensaba en nuestro medio ambiente!

 

Muchos modelos de este tipo, recorren ya las carreteras del mundo entero y todo esto en tan solo 30 años. ¿Qué pensáis que ocurrirá en otros 30? ¿Y en 60? Probablemente lo de hoy en día se verá obsoleto, ya que la mayoría de los coches se conducirán y aparcarán solos o incluso irán volando hasta llegar a su destino. Tal vez solo puedan tener estos coches los más privilegiados o tal vez sea tal el avance, que tener un coche así sea “lo normal” y es que como decía Henry Ford: “El verdadero progreso, es el que pone la tecnología al alcance de todos”.

 

¿Te ha gustado? Díselo al mundoTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
CLOSE
CLOSE