instagram

Qué debes saber al alquilar una plaza de garaje

Hoy en día todo se puede comprar o alquilar, y cuando decimos todo es todo, hasta las plazas de garaje. Los coches sufren mucho en la calle, no solo por los bruscos cambios de temperatura, que estropean el coche y sus piezas más fundamentales, sino que también debido a los muchos robos que se producen.

Si te gusta tu coche, mimarlo como el objeto valioso que es, no tienes una plaza de garaje y no quieres comprar una, plantéate alquilarla.  Si por el contrario, tienes una plaza de garaje la cual no utilizas… ¿por qué no alquilarla? Siempre viene bien conseguir un dinerillo fácil.

Para cualquiera de las dos situaciones anteriores tienes que tener en cuenta algunos aspectos importantes para que todo sea cómodo y fácil, tanto para el arrendador como para el arrendatario:

 

Se alquila

 

 

CONTRATO:
El contrato, en el caso de los alquileres de plazas de garaje, no es necesario, siempre podemos fiarnos de la voluntad de las personas. Aun así, es MUY recomendable redactar un contrato sencillo y básico en el que queden recogidos los derechos y obligaciones del propietario e inquilino, sin necesidad de firmarlo ante notario ni inscribirlo en el Registro de la Propiedad. Asegurándonos así de que la buena voluntad no falle.
LEGISLACIÓN APLICABLE:
Si la plaza de garaje se alquilase junto a la vivienda estaría regulada por la ley de arrendamientos urbanos, ya que sería un valor añadido de la vivienda.
Pero en el caso de que la plaza sea independiente, no existe ningún reglamento ni ley que lo regule y es por eso por lo que se aplican los artículos 1542 a 1582 del Código Civil.
DURACIÓN:
Dependerá de cuando se realicen los pagos. Si estos son anuales la duración se entiende que será anual, si se paga cada mes será mensual y si se paga cada día será diaria. El propietario no tiene la obligación de avisar con antelación en caso de que decida dejar de alquilarla.
Para evitar problemas lo mejor es que se escriba en el contrato una cláusula de rescisión, en la que el propietario tenga que avisar con un mes de antelación.
RENTA:
En el contrato figurará la cantidad acordada y los plazos en los que se abonará dicha cantidad. Dentro de esa cantidad irán incluidos los gastos de la comunidad y el IBI (conviene ponerlo también en el contrato).
Dentro del primer pago se puede, no es obligatoria, añadir una cantidad, acordada anteriormente por ambas partes, como fianza.
IMPUESTOS:
Si el alquiler es de una plaza de garaje independiente ha de incluirse el IVA (21%) que deberá abonar el inquilino.
Por otro lado, el propietario deberá declarar y realizar las liquidaciones trimestrales del IVA, el resumen anual y demás obligaciones establecidas en la Agencia Tributaria.
SUBARRIENDO:
Es importante que en el contrato aparezca la prohibición de subarrendar las plazas. Esto nos evitará luego problemas, al igual que conviene también especificar el número de vehículos que podrán entrar en dicho garaje.
OBRAS:
El propietario de la plaza tiene que entregar la plaza al inquilino en las condiciones en las que este quiere que se la devuelvan después del alquiler, es decir, si la alquila en perfecto estado esta deberá ser devuelta de la misma forma.
En caso de que el inquilino quiera hacer obras o algún tipo de modificación en la plaza deberá anteriormente consultarlo con el propietario.
ACCESO:
Es necesario que el inquilino disponga de un medio de acceso a la plaza de garaje para que pueda entrar y salir de ella. De forma tradicional, el arrendatario debe darle una copia del mando o llave al inquilino pero con Parkingdoor este proceso es mucho más fácil pues sólo es necesario que el inquilino se descarge la app en su móvil para que el propietario de la plaza que alquile le pueda dar acceso a la misma durante la duración del contrato.

Esperamos que esta información te sea de utilidad a la hora de alquilar la plaza de garaje.

¿Te ha gustado? Díselo al mundoTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
CLOSE
CLOSE